Eventos Astronómicos

Último mes Agosto 2017 Mes siguiente
L M X J V S D
week 31 1 2 3 4 5 6
week 32 7 8 9 10 11 12 13
week 33 14 15 16 17 18 19 20
week 34 21 22 23 24 25 26 27
week 35 28 29 30 31

No has iniciado sesión

Próximos Eventos

Sin eventos

Astrónomos online

No

Ultimos Mensajes

Agrupación Astronómica de Córdoba
Enlaces a Boletines Informativos de la AAC en PDF PDF Imprimir E-mail
Escrito por angelrls, El Lobo Rayado   
Miércoles, 26 de Mayo de 2010 08:45

Desde su fundación y hasta 2004, la Agrupación Astronómica de Córdoba ha editado un Boletín Informativo en el que se compilaban los trabajos de observación de los socios, artículos  divulgativos, resumen de las actividades, resultados de observaciones, efemérides, noticias de fenómenos astronómicos, imágenes y dibujos astronómicos, etc. Los últimos boletines están completos en formato PDF, los compilamos aquí para que estén a disposición de todos.

Boletin 29, Junio de 2001.

Boletin 30, Noviembre de 2001.

Boletin 31, Abril de 2002.

Boletin 32, Noviembre de 2002.

Boletin 33, Noviembre de 2003.

Boletin 33, Suplemento "Marte en Colores", Noviembre de 2003.

Boletin 34, Mayo de 2004.

Boletin 35, Suplemento HST.


Del último, se hizo el suplemento pero nunca se llegó a terminar el boletín, aunque se habían recompilado ya casi todos los artículos. Además, la AAC publicó un Boletín Especial en diciembre de 2000, que recogía los aspectos clave de la Evolución Estelar:

Boletin Especial Evolucion Estelar, Diciembre de 2000, Tamaño de 3,3 Mb

Boletin Especial Evolucion Estelar, Esquema Central, Diciembre de 2000, Tamaño de 1.1 Mb

Última actualización el Lunes, 31 de Mayo de 2010 09:09
 
Observación de estrellas dobles PDF Imprimir E-mail
Escrito por Paco Bellido   
Jueves, 29 de Septiembre de 2016 09:15

Nuestro amigo y compañero Rafael Benavides en colaboración con Juan Luis González y Edgardo Rubén Masa acaban de publicar en Marcombo el libro "Observación de estrellas dobles".

alt

La nueva colección Astromarcombo viene a llenar un hueco en la bibliografía astronómica en español, donde se publican muy pocos manuales prácticos para aficionados de cierto nivel.

El libro se ha realizado con la pretensión de que sea útil tanto para los observadores noveles como para aquellos mas experimentados que desean profundizar en este campo.

El lector encontrara una obra actualizada y puesta al día gracias al análisis de las mas novedosas técnicas de observación, todo ello sin olvidar los aspectos de partida que todo observador interesado debe conocer: revisión histórica, equipamiento, metodología, etc.

Además, se ofrece una documentada descripción del software especializado imprescindible, a la vez que se anima al lector a acometer proyectos de investigación a partir del ejemplo de experiencias previas realizadas por otros observadores. También se incluyen una serie de anexos con listados de estrellas dobles de ambos hemisferios, la mayoría inéditos, actualizados y con efemérides para varias décadas.

Rafael Benavides Palencia, Juan-Luis González Carballo y Edgardo Rubén Masa Martín: son asiduos observadores de estrellas dobles. Son editores de la revista especializada El Observador de Estrellas Dobles y han desarrollado numerosas iniciativas para promover la observación y estudio de estos astros. Igualmente, han participado en multitud de congresos y jornadas para dar a conocer sus investigaciones sobre el tema. Entre los tres han descubierto y catalogado cerca de 800 sistemas binarios. Colaboran habitualmente en la prestigiosa revista AstronomíA.

El libro se puede adquirir, por ejemplo, a través de Amazon.

Última actualización el Jueves, 29 de Septiembre de 2016 09:45
 
Observación Astronómica en la Ciudad de l@s Niñ@s PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
Escrito por Jose Manuel Moral   
Martes, 01 de Agosto de 2017 18:23

nochesdeveranodef

La observación astronómica en la Ciudad de los Niños ha sido algo verdaderamente singular. Digo singular, porque a las 21:00 horas, a plena luz del día, había una enorme cola para ver a través de los telescopios, los cuales habíamos alineado de forma “virtual” y apuntado a una tenue Luna. Y nos acompañaron los duendes de la suerte, pues el seguimiento de objetos fue perfecto.

A las 20:30 horas estábamos en la puerta de la Ciudad de los Niños Paco, Juanma y un servidor, con nuestros telescopios. Más tarde se incorporó Carmen con un cuarto telescopio. Menos mal, pues me advirtieron un día antes que la demanda para asistir a la observación astronómica había sido desbordante. Y doy fe de ello.

A las 23:00 horas se cerraban las puertas del parque y se daba por finalizada la actividad. Fue muy intensa. La Luna, Júpiter y Saturno fueron los objetos que, en esa franja horaria, se pudieron ver, además de un iridium y algún que otro meteoro. Preguntas y explicaciones de todo tipo, niños y grandes por todos lados, no sabíamos de donde salía tanta gente. Pero se cumplió airosamente con nuestro objetivo y creo que con bastante satisfacción.

Antonio y su hijo Antonio Luis, que han pasado por nuestro foro, estuvieron allí y me quede alucinado de los conocimientos astronómicos del niño, que tendrá unos 7 años. Fue espectacular.

No se puede explicar las caras de satisfacción de los pequeños, hay que verlas, y de algunos padres, claro.

Gracias a Carmen, Paco y Juanma por su paciencia y su fuerza, pues a muchos tuvimos que levantar para que viesen los planetas.

Os esperamos el martes 29 de agosto, pues vamos a repetir la experiencia.

Ciudad de los niños

Última actualización el Martes, 01 de Agosto de 2017 18:25
 
Júpiter en oposición. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 6
MaloBueno 
Escrito por Manuel Barco Jurado   
Domingo, 02 de Abril de 2017 19:40

Hola amigos, el próximo día 7 de abril será la oposición del planeta más grande del sistema solar, Júpiter, justo cuando se encuentra más cerca de nosotros. Podemos aprovechar la ocasión para observarlo. No quiere decir esto que sólo ese día tengamos para hacerlo, a lo largo de varios meses se "paseará" durante toda la noche por el fondo estrellado.
Júpiter se encuentra en estos días en la constelación de Virgo, cerca de la estrella principal de ésta, Spica (Alfa Virginis), a principios de la noche y mirando hacia el Sur, veremos una "estrella" muy brillante a media altura, pero como muchos de vosotros sabréis, para distinguir un planeta de una estrella sólo hay que tener en cuenta que un planeta no "titila, parpadea o centellea", las estrellas sí lo hacen, lo veremos como una luz fija... bien, ese es Júpiter. El día 10 de abril, la Luna llena estará muy cerca de él, bonita conjunción para observar.

 alt

alt 

Imagenes de Stellarium

Se encuentra a una distancia media del Sol de 750 millones de kilometros, tiene un diámetro aproximado de 140.000 km., casi once veces nuestra Tierra. Su rotación es inferior a 10 horas y posee una atmósfera muy violenta con vientos superiores a los 500 km./hora.

Para observar Júpiter y encontrar algún detalle, es necesario utilizar algún medio óptico, a simple vista se puede hacer, claro, sólo que será esa "estrella de luz fija" que hemos citado anteriormente. Con unos prismáticos de 7x50 o 10x50 podremos contemplar además del planeta, sus brillantes satélites denominados Galileanos, en honor a su descubridor, Galileo Galilei, en el año 1610 cuando miró por primera vez a través de su telescopio, sus nombres son Ío, Europa, Ganímedes (el más grande del Sistema Solar) y Calisto.
Si tenemos la suerte de tener un telescopio ya de unos 15 o más cm. de diámetro, podremos distinguir sus diferentes zonas (claras) y bandas (oscuras), además de la famosa GRS o Gran Tormenta Roja. A continuación una imagen con las  nomenclaturas de sus zonas y bandas (Google) y otra realizada desde el Valle de los Pedroches, en concreto desde Pozoblanco. 

Debo advertir que, en mi imagen, la Gran Mancha Roja (GRS), está arriba ya que la forma estándar de publicar las imágenes y enviarlas a profesionales es con el Sur arriba, no tiene mayor importancia.

alt

alt

Espero que os animéis a disfrutar de esta magnifica efeméride astronómica. Hasta la próxima...

Manuel  Barco Jurado.  Agrupación Astronómica de Córdoba.

Última actualización el Martes, 04 de Abril de 2017 08:58
 
CONSTRUCCIÓN DE COHETES DE AGUA PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 25
MaloBueno 
Escrito por Antonio del Toro   
Jueves, 16 de Febrero de 2012 23:03

 

 

La construcción de cohetes de agua es uno de los juegos más bonitos e instructivos que conozco pues se disfruta haciéndolos y se vuelve a disfrutar en el momento de los lanzamientos y durante todo el proceso se adquiere destreza mental y manual.

Los materiales de todos es sabido que más simples no pueden ser (botellas de plástico) con lo cual pasar unos buenos ratos nos costara muy poquito dinero a la vez que hacemos practicas de aerodinámica, mecánica, principio de acción – reacción, modelismo y algo de electricidad, agudizando el ingenio para diseñar y resolver todos los detalles de construcción para que nada falle y todo se desarrolle en el lanzamiento y el vuelo según lo previsto.

IMG_8103

IMG_8104

Materiales básicos

Podemos complicar nuestro prototipo de cohete todo lo que queramos, desde lanzar simples botellas a las que se les colocan unas alitas de cola y estrellarlas en caída libre hasta hacer un verdadero cohete que valla equipado con todo lo que se nos ocurra, paracaídas, cámaras de video, altímetro, giróscopio, impulsores múltiples y hasta doble etapa. Consiguiendo con ello vuelos más altos y seguros desde el punto de vista de poder recuperarlo y poderlo reutilizar en sucesivos lanzamientos.

Para reproducir el principio de acción – reacción que impulse al cohete, tenemos que conseguir que salga por una tobera un chorro de agua a presión que sustituye a los propulsores químicos que impulsan los grandes cohetes, para ello lo más fácil es tapar la botella con un tapón a presión al que se le ha conseguido atravesar con un tubito por el que introduciremos aire en el interior; cuando la presión supere a la del tapón este saldrá despedido y tras él un chorro de agua impulsado por la presión del aire que hay dentro.

IMG_8106

Detalle de la tobera

IMG_8107

Detalle del empalme de las botellas del propulsor

Con solo esto y sujetándolo con la mano en posición vertical ya conseguiremos que la botella vuele 10 o 15 metros pero será un vuelo corto e irregular pues despega con mucha fuerza pero se le acaba enseguida, con lo cual para tan poca altura no merece la pena equiparlo con paracaídas pues no daría tiempo a desplegarlo.

Se pueden conseguir vuelos más altos empalmando botellas de modo que dupliquemos o tripliquemos la capacidad de aire y agua con que poder llenar nuestro cohete, pero con lo que de verdad conseguiremos que el vuelo sea de altura es estrechando la salida del chorro de agua pues el despegue es más gradual pero el ascenso es más duradero porque sale el agua a mas presión y durante más tiempo.

IMG_8101

Dos botellas unidas 

El problema al estrechar la salida es que puede llegar a ser impredecible la trayectoria que tomara el lanzamiento con lo que se hace necesario dotar al cohete y/o a la base de ciertas guías que aseguren que el impulso inicial ocurre lo mas vertical posible.

IMG_8124

Detalle de las guias en la base

Se consigue empalmar botellas y que esta unión resista la presión haciendo a una de ellas un agujerito en la base y con un tubito roscado y arandela de goma se une con el tapón roscado de la botella que queremos empalmar apretándolo con dos tuercas, de modo que en posición de lanzamiento con las botellas invertidas el agua ocuparía la de abajo mientras que por el tubito pasaría el aire a ocupar el espacio de la botella de arriba, con ello habremos conseguido duplicar el volumen de “combustible” de nuestro cohete.  

Conviene decir aquí que las botellas no pueden ser de agua porque no soportan la presión, sino que tienen que ser de alguna bebida envasada con gas carbónico ( coca-cola, pepsi, casera etc. ), además aunque cualquier forma de botella sirve, son mucho más convenientes las que son cilíndricas pues con ellas se consiguen estructuras mucho mas aerodinámicas y estéticas; y para no perder la continuidad cilíndrica en los empalmes se coloca una faja que sacaremos del cuerpo de otra botella a la que le habremos cortado el cuello y la base.

Pues bien, con estas dos botellas empalmadas ya tenemos lo que va a ser el impulsor de nuestro cohete, solo tenemos que pegarle unos alerones de cola que pueden ser de cartón, plástico semirrígido o de lo que cada uno se invente, en un numero de tres o cuatro en la parte más baja del cohete y además es conveniente que se prolonguen mas allá de la salida del chorro de agua.

IMG_8129

Detalle de los alerones

Por encima de estas botellas tenemos que colocar otra o mas botellas pegadas con pegamento, cinta adhesiva etc. donde se alojaran los accesorios y mecanismos con que queramos equipar a nuestro cohete, y de los que es imprescindible un paracaídas junto con su sistema de despliegue lo más sencillo y eficaz posible. Resulta pues evidente que mientras más accesorios queramos montarle, mas espacio necesitaremos a la vez que estaremos añadiéndole carga adicional para el siempre relativo empuje de un modesto chorro de agua, con lo cual para asegurarnos un vuelo bien alto tenemos que elevar la presión casi al límite admisible de las botellas ( 8 kg ) dotándole de algún sistema de control del disparo que nos permita efectuarlo en el momento que se considere más oportuno.

El mecanismo de disparo como en todo no está sujeto a un diseño único sino que ahí juega la imaginación y la inventiva de cada uno. Yo lo construyo partiendo de un enchufe rápido para riego, de tal modo que me quede la parte macho como tobera del cohete y la parte hembra como disparador en la base de lanzamiento. Como la rosca de la boquilla no coincide con la de la botella, lo que se hace es destruirla para dejar un plano y de este modo poder introducirlo en el tapón de botella por un agujero que le hagamos a este y así ya sí que podremos roscarlo en la botella. El disparador así construido permitirá introducir en el interior toda la presión que queramos y no se liberara hasta que nosotros lo accionemos desde la distancia con una cuerda.

Con todo lo que se ha descrito hasta aquí ya tenemos todo lo necesario para un exitoso lanzamiento y eficaz vuelo pero este por muy alto que consiga llegar al cabo de pocos segundos se le acabara el impulso y ya no subirá mas, y si no le hubiéramos dotado de un eficaz despliegue de paracaídas, en la caída se estrellara sin remedio, se hará pedazos y ya no podremos disfrutarlo más, por ello debemos diseñar un sistema fácil y seguro para desplegar el paracaídas que asegure un descenso suave y un aterrizaje sin sufrir daños.

Una vez más entra a jugar un gran papel la inventiva de cada uno para diseñar dichos sistemas y que no se darán por totalmente seguros hasta que no hayan sido probados repetidas veces sin que fallen pues muchas veces una cosa es la teoría y otra muy distinta cómo se comporta en la práctica sobre todo por detalles que se nos han podido escapar a la hora de diseñarlo.

Aquí voy a describir uno de los sistemas que a mí me ha resultado más eficaz y fácil de construir partiendo de materiales fácilmente asequibles reciclando elementos de juguetes o aparatos domésticos.

 Para ello necesitaremos los siguientes materiales

-      La batería de un viejo móvil o consola.

-      Un motorcito eléctrico con reductor.

-      Un microinterruptor.

-      Una lata de conserva.

-      Goma pasamuros.

-      Gomas elásticas.

-      Pegamento y cinta adhesiva.

-      Cable conductor fino.

 

Con una lata de conserva cilíndrica no muy baja que se adapte al interior de las botellas que manejamos tenemos que construir un interruptor de gravedad; para ello se  le hace un agujero en el centro de la base y le colocamos el pasamuros que es estas gomitas que tienen ciertos aparatos eléctricos para que pase el cable de alimentación a través de una chapa metálica; y a través de el pasaremos un cablecito del que pende en su extremo una tuerca o cualquier masa metálica. Si colocamos invertida la lata el péndulo así construido colgara en el interior y no pasara nada, pero si la volcamos este en algún momento tocara las paredes metálicas de la lata y se convertirá en un interruptor eléctrico que actuara cuando nuestro cohete después de perder su impulso se vuelque para empezar a caer, que será el momento en que un motorcito eléctrico se ponga en marcha para activar el mecanismo que libere el paracaídas que lleva plegado en su interior.

IMG_8112

Interruptor de gravedad dentro de la lata de conservas

Como para mover un motor eléctrico se hace necesaria una fuente de energía, he colocado en la base de la lata con pegamento una batería de un móvil a la que se ha conectado además de este circuito, un cablecito con conector que salga al exterior y por el que podremos cargar la batería con su cargador cuando se quede sin energía.

Justo por encima de estos elementos hay que colocar una plataforma en donde fijar el motorcito con su reductor, de modo que la última rueda dentada de este salga parcialmente al exterior por una rajita practicada en el plástico de las botellas. Y por encima de todo esto ya podemos colocar el compartimento donde ira plegado el paracaídas. Para esto podemos utilizar la parte baja de otra botella cortada a la altura conveniente para que nos quepa en el interior el paracaídas bien plegado, de tal modo que este valla cargado en una especie de tirachinas de cuatro gomas; así cuando el cono de proa se abra por acción del motorcito el paracaídas saldrá del interior impulsado por la tensión de estas gomas. Este compartimento debe llevar además en el fondo un interruptor que conectaremos en serie con el de gravedad, que permita poner en marcha el motor solamente si está cargado con el paracaídas para que corte inmediatamente después de salir este y que además nos permita manipular el cohete mientras lo cargamos de agua y demás preparativos previos al lanzamiento.

Para que el cono de proa se mantenga cerrado debe estar abisagrado al borde de la capsula y en el borde opuesto mediante una cuerdecita y/o una goma elástica se engancha a la rueda dentada del reductor que habíamos dejado parcialmente fuera de las paredes del cohete, de modo que cuando esta se mueva se suelte aquella liberando el capuchón y a continuación saldrá el paracaídas que se encuentra plegado en el interior impulsado por la tensión de las gomas del tirachinas. El paracaídas se puede hacer con el plástico de las bolsas de basura pero se rompen con facilidad, es mejor hacerlo con la tela de algún paraguas viejo.

IMG_8108

IMG_8109

IMG_8110

Tres imágenes del detalle del mecanismo de disparo del paracaidas

En este modelo se ha incorporado además un cuerpo intermedio con compartimento para alojar un móvil para poder filmar desde abordo la secuencia de ascenso y caída.

IMG_8116

Detalle alojamiento para un movil

Para construir la base de lanzamiento cada uno empleara los materiales que más fácil les resulte trabajar o que más a mano tenga. La que yo hice más que describirla la ilustrare con fotos. Solo será conveniente decir que la estructura debe estar bien anclada al terreno ya sea clavada con piquetas o sujeta con piedras para garantizar que no se moverá al tirar de la cuerda para efectuar el disparo.

IMG_8128

Detalle de la base de lanzamiento

Hablar de todos los accesorios con que poder equiparlos sería algo así como elaborar un tratado sobre cohetes pues las posibilidades son tantas como permita la imaginación. Alguien dijo alguna vez que todo lo que se puede imaginar se puede hacer.

IMG_8122

IMG_8130

Una vez terminado

 

Que disfruten haciendo y lanzando sus cohetes.

 

Antonio del Toro

Última actualización el Jueves, 16 de Febrero de 2012 23:21
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 1 de 18